Un libro para conocer la moneda medieval castellana

Francisco Javier Sánchez

Como continuación a la entrada que trataba de la iniciación a la numismática castellana, en la que previamente realizaba una introducción a la numismática y al coleccionismo de monedas en general, ahora voy a a hacer referencia a un libro-catálogo sobre la moneda medieval castellano-leonesa.

Para iniciarse en el conocimiento y en el coleccionismo de monedas primero hay que disponer de documentación que nos ayude a saber dónde nos metemos, ya sea por medio de libros, catálogos u otro tipo de publicaciones y de estudios que hoy en día se pueden encontrar por internet. Una publicación imprescindible para adentrarnos en la moneda medieval de Castilla y León es el Volúmen III del Catálogo General de las Monedas Españolas titulado “Catálogo de la Moneda Medieval Castellano-Leonesa ( Siglos XI al XV)”, cuyo autor es Fernando Álvarez Burgos, editado en Madrid en 1998 por “Vico y Segarra”. Aunque se trata de un libro descatalogado, no es difícil poder adquirirlo en alguna casa numismática y en alguna web por unos 30 euros.

Se trata de una publicación básica en moneda medieval castellana, pues es el que se utiliza habitualmente por los coleccionistas de estas monedas, y por comercios y subastas numismáticas. Es muy fácil de manejar y de comprender dicho catálogo, pues además de recoger un cuadro comparativo de la evolución tipográfica en las acuñaciones medievales desde el siglo XI hasta el siglo XV, está lógicamente ordenado por reyes y pretendientes desde Alfonso VI, el primer rey que acuñó moneda cristiana en Castilla y León, hasta el reinado de Enrique IV, un período de gran interés numismático y el más prolífico en cuanto a tipos. Se realiza en dicho catálogo una breve introducción histórica respecto de cada reinado, y descripciones de cada tipo de moneda, leyendas, peso, ciudad de acuñación y variantes. Todo ello acompañado de imagenes en blanco y negro de las monedas y de dibujos esquemáticos para su fácil identificación.

También figura para cada tipo de moneda un precio orientativo en pesetas de valoración para un estado de muy buena conservación. Pero dichos precios son muy orientativos, más que nada para diferenciar qué cecas y variantes son más raras. Al final el precio es aquel por el que se está dispuesto a pagar por una moneda, sirviendo de guía en algunos casos los precios de adjudicación en subastas. Pero no hay que asustarse, muchas monedas castellanas de la Edad Media son baratas, como las blancas, los novenes, los cornados, algunos maravedís y cuartillos…, porque se acuñaron muchas, siendo muy fácil poder tener en una colección monedas labradas en Toledo, Cuenca, Sevilla, León, Segovia, Burgos, Zamora, La Coruña, Jaén…

Sería muy interesante que volviera a ser reeditado este libro que comprende la totalidad de la moneda medieval castellana, aunque seguramente haya alguna variante que no recoja dicho catálogo, pues a lo largo de los años con la investigación y los hallazgos aparece el descubrimiento de un tipo diferenciado de moneda. En todo caso, aunque no se coleccione moneda, recomiendo poder disponer de esta obra de casi doscientas páginas aunque sea para saber qué monedas manejaban los castellanos de la parte de la edad media que abarca desde el año 1073, el primero del reinado de Alfonso VI, hasta el año 1474, el último del reinado de Enrique IV, predecesor y hermano de Isabel de Castilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s