Soneto alcarreño de la Iglesia de San Nicolás de Guadalajara

El escritor y poeta Juan Pablo Mañueco Martínez nos adelanta una innovación poética, el llamado “soneto alcarreño”, una nueva forma de soneto (de 16 versos y rima alterna), que se estrena por primera vez en su obra “Con Machado, esperando a Prometeo”, de muy próxima publicación.

SONETO ALCARREÑO DE LA IGLESIA DE SAN NICOLÁS DE GUADALAJARA  
 
Por esta nave única de planta en cruz latina,
mas con variadas grandes capillas laterales
singlan naves que bogan para curar los males
por las cuales la nave del alma se encamina.

Sobre el amplio crucero una cúpula redonda
con balconada y rematada en una linterna
da paso desde el cielo a la clara luz eterna
que cala en el templo su celeste lumbre honda.

 

Dentro, el mayor retablo ocupado es por caverna
de columnas salomónicas formando fronda
sobre sí mismas girando, en marmórea ronda
grisácea, al cielo rodando en torsión eterna.

Son tan blancos e intensos del cielo estos umbrales
y cargada en barroco cada labrada esquina
que al fondo del claro cruce de la cruz latina
se sienten ya cánticos de coros celestiales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s