La Transición, una reforma del Estado autonómico y Castilla

Francisco Javier Sánchez

La Transición Política tras la muerte de Francisco Franco estableció unos mínimos de consenso que condujeron a la Constitución Española de 1978. Pero en el medio estaban la organización terrorista ETA asesinando un día sí y otro también, una parte de las Fuerzas Armadas recelosas del cambio político, unos políticos ávidos de poder y de poltronas con la nueva organización autonómica que se vislumbraba y que a punto estuvo de poner la guinda: que la provincia de Segovia fuera comunidad autónoma……

De ahí surgió en el redactado de la Constitución la Disposición Adicional 1ª: “La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales”. ¿Qué derechos históricos, si los conciertos económicos datan del siglo XIX cuando el Gobierno quiso satisfacer a los liberales vascos que combatieron a los carlistas, que se oponían a la abolición de los fueros, hecho que se produjo acabada la guerra en 1876?. En 1878 y mediante un simple decreto gubernamental nacieron los conciertos económicos, que nada tienen que ver con fueros, como insisten en confundir por ahí, permitiendo el Gobierno a unas pocas diputaciones una autonomía económica y administrativa, incluida la recaudación de impuestos esenciales para un Estado que se quiera considerar moderno y que garantice la igualdad a todos sus ciudadanos. Por tanto, los conciertos fueron creadas por el régimen liberal, no venían de ninguna tradición de siglos.

Y la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución, la posibilidad de que Navarra se incorpore a la Comunidad Autónoma Vasca, fue fruto de la presencia semanal asesina de ETA.

Curiosamente, el Título VIII de la Constitución, “De la organización Territorial del Estado”, que dejaba a las Diputaciones y Ayuntamientos la iniciativa para comenzar procesos autonómicos que conducían a comunidades autónomas uniprovinciales como las de Cantabria y La Rioja, propició que las incipientes castas provinciales y “regionales” de los partidos políticos descuartizaran Castilla en varias comunidades autónomas, y poco importaran las “características históricas, culturales y económicas comunes” entre las provincias de Toledo y Ávila, de Madrid y Segovia, o de Santander, Burgos y Logroño. Por supuesto, el PNV ayudó mucho a que se fragmentara todo el norte castellano lindante con Vascongadas y Navarra. Y el nacionalismo catalán receló bastante de que Madrid se incluyera en una Castilla unida, queriéndola también fragmentada. Esto es de lo que hay tratar, este es el tema fundamental en una reforma de la organización territorial de España, de recomponer Castilla se trata, y no de otro tema que monopoliza el debate de los periodistas y de los políticos españoles y que ya cansa. Sin eludir que también resulta necesaria una reforma a fondo del sistema de competencias a distribuir entre el Estado y las comunidades autónomas, para primar la igualdad, la equidad, la solidaridad y el sentido común entre todos los ciudadanos de España.

Anuncios

2 comentarios en “La Transición, una reforma del Estado autonómico y Castilla

  1. Ante la ausencia de publicaciones críticas que hablen de cómo se fraguó la autonomía de Castilla la Manchada (perdón, la Mancha), me gustaría saber algo más sobre este tema, pues los blogs y muros de facebook todos proceden de Castilla la Vieja y se nota un cierto olvido de la Castilla del Sur, salvo alusiones a Madrid y Toledo y alguna que otra insignificancia suelta. ¿Se considera desde Castilla norte a las provincias de Cuenca, Toledo, Guadalajara, Ciudad Real y Albacete como parte integrante de una Castilla unida?
    ¿Se considera también al antiguo reino de León también como parte de esa Castilla? Y ahí lo dejo porque no quiero embarullar el tema con otras provincias que parece que se dan por perdidas de antemano, ni tampoco hablar sobre los criterios de esa unidad que expresan diferentes partidos «castellanistas», ni de las diferentes banderas que se enarbolan por cada uno de esos partidos o grupos cuando dicen reclamar la unidad.
    Desde Tarancón, Cuenca. Un saludo afectuoso

    Le gusta a 1 persona

    1. Desde este blog, como se deduce de la lectura de sus entradas, se habla de toda Castilla, es decir, de las dos Castillas y León, sin perjuicio de mencionar a la antigua Corona de Castilla, cuando el asunto lo requiera. Hay más blogs y muros de Facebook críticos con los procesos autonómicos castellanos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s